Acuerdan la apertura del mercado japonés para carnes argentinas

La medida no será inmediata y regirá en un principio para la Patagonia. Japón es uno de los mayores mercados del mundo.

Argentina volverá a exportar carne vacuna a Japón, según confirmaron diversas fuentes que integraron la comitiva que acompañó al presidente Macri en su reciente visita a Japón, parada final de su gira por Asia.

Se trata de una noticia muy esperada en el sector cárnico argentino tras los fuertes condicionamientos que recibieron la semana pasada los funcionarios macristas en China para poder concretar acuerdos comerciales.

En este caso, el acuerdo se comunicó en Tokio en una reunión que mantuvieron el director del servicio sanitario japonés, Norio Kumagai, con el presidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), Ulises “Chito” Forte.

De todas maneras, la apertura del mercado de Japón no será inmediata, sino que en los próximos meses se espera que la Patagonia argentina termine de cumplir formalmente con los doce pasos que se requieren para exportar carne a ese destino.

Las exportaciones a Japón comenzarán por la carne que se produce en la Patagonia, cuya calificación sanitaria es de libre aftosa con vacunación.

Una vez que se complete dicho trámite, las autoridades niponas comenzarán a dar tratamiento para habilitar la exportación de carne vacuna al resto del país sudamericano cuya calificación sanitaria es de “libre de aftosa con vacunación”.

“Estamos muy conformes porque Japón va a acelerar las gestiones para abrir Patagonia, que está muy avanzado, para luego seguir con buen paso, aunque en un proceso más lento, sobre todo el país”, señaló Forte desde la capital japonesa.

El dato no es menor: Japón -cuyo principal proveedor es Australia- representa un mercado de 127 millones de personas, siendo uno los mayores importadores mundiales de carne vacuna en volumen y el mayor comprador en términos de precios.

Para tener una idea de la dimensión del mercado nipón, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) estimó que durante el presente año Japón importará unas 745,000 toneladas de cortes bovinos, en comparación con 719,000 en 2016.

En tanto, si bien Argentina actualmente no está en condiciones de abastecer en grandes cantidades de carne al mundo, se espera en los próximos años volver a los niveles exportables del 2005 una vez que se recomponga definitivamente el stock.

Y es que, antes de la intervención kirchnerista, el país era el tercer exportador mundial de carne vacuna con casi 800,000 toneladas por año, mientras que en 2017 el saldo exportable fue menor a 200,000 toneladas, desapareciendo del “top ten” en la materia.

Sin embargo, al tratarse de un ciclo biológico, las perspectivas a mediano y largo plazo son favorables. Hoy el stock bovino es de 53.3 millones de cabezas, una cifra 1.4% y 3.7% mayor respecto a 2016 y 2015, respectivamente, según datos oficiales.

Los especialistas aseguran que con el actual ritmo de crecimiento que está registrando el stock vacuno, en cuatro años más (2021) se podrá volver a los niveles de 2008, cuando había 58 millones de cabezas con muy buenos índices de ocupación en los frigoríficos.

Fuente: La Política Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA ImageChange Image