Argentina no repunta en exportación de carne

Argentina tendría este año capacidad para vender al exterior 250,000 toneladas de carne, pero será superado por Brasil, Paraguay y Uruguay. En el cuarto lugar aparece Estados Unidos con 1’236,000 toneladas, seguido por Nueva Zelanda con 545,000, Canadá con 450,000, Uruguay con 430,000 y Paraguay con 380,000 toneladas. Más atrás se encuentra el bloque de la Unión Europea con 355,000 toneladas, luego México con 290,000 y después la Argentina con 250,000 toneladas.

Los datos, emitidos por USDA, coinciden con una investigación de la consultora internacional KPMG, que ya el año pasado había ubicado a Argentina en el mismo puesto como exportador de carne vacuna y hacía referencia que hasta la década de los 80 la participación del país en la producción mundial de carne vacuna promediaba más del 6%, mientras que en el último lustro cayó a 4%, a raíz de la caída de la producción local, desalentada por las trabas que el kirchnerismo impuso en el sector.

Y si bien el contexto político cambió y se eliminaron las trabas para la agroindustria tras caer las retenciones a las exportaciones y los ROE, además de liberarse el cepo cambiario, no parece que este año mejore para las exportaciones cárnicas para subir en el ranking y volver a ingresar, por lo menos, al top ten de los mayores comercializadores globales de carne vacuna.

Ni siquiera tras la apertura del mercado de Estados Unidos y el levantamiento en la Unión Europea de las restricciones para importar carne del norte argentino, y las posibilidades que abre la Cuota 481 -la de feedlot- también para la UE. De todos modos, en lo que va del año las ventas al exterior parecen haber encontrado un mayor ritmo, según se desprende de un informe elaborado por el Consorcio de Exportadores de Carne(ABC), que estimó un incremento del 23% en enero pasado, llegando a las 25,000 toneladas, que agrupa a los frigoríficos exportadores.

De acuerdo con la organización, el crecimiento fue consecuencia de la evolución positiva del rubro de las carnes congeladas con el impulso de China, lo que constituye un cambio resaltable, que compensó la caída verificada en las carnes enfriadas. En este nivel, China se ubicó como el principal comprador con más de 7,300 toneladas peso producto, por un monto de 30 millones de dólares.

Fuente: Diario de Cuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Enter Captcha Here : *

Reload Image