‘Sacan jugo’ México y EU a negocio de la carne

México y Estados Unidos han logrado una integración interesante en la cadena alimenticia de la carne.

El país exporta un volumen importante de ganado en pie que termina de engordar en Estados Unidos, pasa por su cadena de producción y luego se convierte en carne que se exporta no sólo a México sino a otras naciones.

El Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) le permitió al país dar un paso hacia una economía abierta, y uno de los resultados de esto fue la manera en que se integraron las cadenas de valor, según lo que ha destacado Kenneth Smith, designado como jefe de la negociación técnica para la modernización del Tratado que ahora se llama Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA por sus siglas en inglés).

En una presentación que hizo en el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) explicó que con dicho Tratado, México dejó de ser una de las economías en materia comercial más cerradas del mundo.

“Uno de los aspectos no tan evidentes cuando se negoció el TLCAN, pero que fueron muy importantes, es la manera en que integramos las cadenas de valor en América de Norte al establecer las mismas reglas para los tres países”, apuntó.

Afirmó que el TLCAN no sólo generó más comercio sino una interconexión en las cadenas de valor que han traído grandes resultados para las tres naciones.

En el sector cárnico, distinguió, la integración de las cadenas de valor le han permitido a los tres países vender cortes de carne de res en mercados competitivos como Corea o Japón donde antes no se entraba.

“Nosotros compramos material genético de Estados Unidos. Nacen aquí las reses, cruzan a pie, hay un comercio enorme de ganado en pie de México a Estados Unidos, se sacrifica en Estados Unidos y la carne que resulta de esos productos se exporta a todas partes del mundo y se consume en América del Norte.

“Nosotros representamos el 20 por ciento de las exportaciones totales de carne de Estados Unidos, mientras que somos el 35 por ciento de lo que compra Estados Unidos de ganado en pie. Ése es un ejemplo de cómo la integración de cadenas de valor también se da en el sector primario”, mostró.

Smith Ramos destacó la importancia de la relación comercial entre los dos países al referir que México es el quinceavo exportador más grande del mundo y el primero en América Latina, además de que es el quinto receptor de Inversión Extranjera Directa (IED) entre los países emergentes.

Desde el TLC, el comercio entre Estados Unidos y México se ha multiplicado casi siete veces y un total de 1.5 mil millones de dólares se comercializan bilateralmente cada día en bienes.

El comercio respecto al Producto Interno Bruto de México (PIB), señaló, creció de 30 por ciento a principios de los años 90’s a casi 78 por ciento, lo que refleja la importancia del comercio internacional para la economía.

Resaltó que actualmente el comercio entre México, Estados Unidos y Canadá alcanza un saldo de más de 550 mil millones de dólares.

“Estados Unidos exportó en 2016, 243 mil millones de dólares. México le compró más a Estados Unidos que todos los países denominados BRIC’s combinados. Le compró más que el Reino Unido, Alemania, Francia e Italia y le compró mucho más que los países asiáticos.

“(Con eso) empezamos a ver la magnitud de la relación comercial, la importancia que representa el mercado mexicano para Estados Unidos y viceversa”, expresó para aludir a la calidad y el tipo de comercio que sucede entre los países.

Lo que Estados Unidos le compra a México es mucho más que lo que Japón, Corea del Sur, Taiwán y Singapur de manera combinada, y mucho más que lo que compran de Reino Unido, Alemania, Francia e Italia, repasó.

“Esto no siempre es evidente porque la percepción tanto en Estados Unidos, un poco en Canadá y en otras parte del mundo es que es México quien depende de Estados Unidos por completo”, dijo.

Subrayó que esto ilustra la importancia de cómo México es el tercer socio comercial de Estados Unidos y el sector agropecuario en particular, su primer destino de exportaciones de productos claves.

Cuando México exporta al mundo, el 40 por ciento del valor agregado de las exportaciones proviene de Estados Unidos.

“Hay muchos sectores como el automotriz, aeroespacial, químicos, donde los componentes vienen y cruzan la frontera seis, siete veces, antes de acabar en un producto terminado.

“Sucede lo mismo con las exportaciones estadounidenses y canadienses que tienen un mayor contenido mexicano que de muchas partes del mundo”, manifestó.

Hay un intercambio constante entre industrias, un comercio intraindustria Estados Unidos-México, lo mismo sucede entre estadounidenses y Canadá que hace que cuando el País exporta al mundo, Estados Unidos y Canadá también están exportando al mundo, concluyó.

Fuente: El Diario Mx